A Plague Tale: Requiem, nuestro probado y verdadero juego de Asobo

A Plague Tale: Requiem, nuestro probado y verdadero juego de AsoboProbamos A Plague Tale: Requiem, la esperada secuela de Innocence: ¬Ņcu√°nto mejor ser√° la jugabilidad de la obra de Asobo?

Para destacar en un entorno competitivo como el de los videojuegos, es pr√°cticamente obligatorio tener al menos un rasgo distintivo como equipo de desarrollo. La de Asobo es sin duda una competencia monstruosa para todo lo relacionado con el sector t√©cnico. El primer A Plague Tale, despu√©s de todo, ciertamente no fue un juego mec√°nicamente revolucionario, pero logr√≥ destacar debido a un aspecto notablemente superior a lo que com√ļnmente se espera de una producci√≥n con recursos limitados detr√°s y una notable combinaci√≥n de direcci√≥n de arte y solidez general. Microsoft Flight Simulator, confiado a la casa de software poco despu√©s, no hizo m√°s que subrayar las incre√≠bles habilidades de este grupo de desarrolladores franceses en el campo gr√°fico (adem√°s de consolidar su aparente capacidad para llevar a cabo proyectos dif√≠ciles en tiempos que distan mucho de ser b√≠blicos). .




Sin embargo, despu√©s del √©xito de Innocence, Asobo Studio ahora est√° lidiando con una secuela casi inevitable llamada A Plague Tale: Requiem y, dado el plan de estudios, las expectativas de los fan√°ticos son m√°s altas que nunca. Podr√≠amos Provare Un cuento de plagas: R√©quiem durante casi una hora gracias al Tribeca Festival y hoy, despu√©s de habernos ba√Īado en un mar de ratas m√°s veces de las que nos hubiera gustado, estamos preparados para contaros nuestras primeras impresiones.

la rata de nosotros

La historia of Requiem se reanuda inmediatamente despu√©s de la conclusi√≥n del primer cap√≠tulo. No os vamos a dar spoilers sobre el final: solo sepan que en el centro de los hechos siguen estando los dos hermanos Amicia y Hugo y que, a pesar de una huida a las c√°lidas tierras del sur, los dos pobres muchachos no han logrado escapar de la maldici√≥n que acecha al hermano menor. Nosotros, sin embargo, no pudimos jugar la campa√Īa de esta secuela desde el principio ya que la demostraci√≥n comenz√≥ desde el tercer cap√≠tulo; luego nos encontramos controlando a la joven Amicia en compa√Ī√≠a de otro compa√Īero llamado Lucas (ya apareci√≥ en el juego anterior).




El objetivo del nivel jugable estaba en la carta simple: conseguir unas hierbas calmantes para calmar una mala crisis del pobre Hugo, provocada por unos tratamientos alquímicos. Sin embargo, las cosas se complicaron casi de inmediato cuando, después de dejar el área inicial "tranquila", todavía nos encontramos luchando con el inevitable inevitable mar de ratas y con un grupo de guardias deseosos de eliminar a cualquier testigo cercano.

Sí, en definitiva, los cimientos de Requiem parecen ser los mismos que los de su predecesor, pero teniendo en cuenta el estado de Hugo tras la primera aventura y los derrumbes narrativos, esperamos algunos cambios estructurales importantes en los capítulos posteriores.

En general, lo que probamos seguía siendo un mezclado entre un juego de sigilo y un juego de rompecabezas, aunque con algunas modificaciones. De hecho, el juego ahora parece un poco más brutal que en el pasado, debido a una mayor cantidad de acercamientos, y ratas y guardias a los que hay que tratar con más astucia para no morir en unos segundos. Amicia en realidad tiene varias herramientas a su disposición, pero ya sea por el hecho de haber sido lanzada directamente a la acción, o por la mayor complejidad de las situaciones, te aseguramos que serás crackeada demasiadas veces por errores marginales. Requiem parece en pocas palabras querer maximizar la tensión derivada de tener que lidiar con un mar sensible de roedores devoradores de hombres, como si esto no fuera ya una razón más que sensata para tener los nervios de punta.

¬ŅOpciones morales o simple supervivencia?

Para darle un ejemplo, el la elaboración de vuelve a ser central y Amicia en el capítulo probado podría crear balas o granadas de sal de roca y azufre, capaces de apagar o encender los fuegos a voluntad. Combinada con la simple habilidad de lanzar piedras con tu honda, esta munición es la forma más natural de sobrevivir a cualquier situación: los guardias con antorchas pueden ser eliminados simplemente apagando sus llamas, y grupos enteros de enemigos se convierten en alimento para ratas con una granada. metido; sin embargo, las piedras clásicas no son tan abusables, porque los soldados a menudo están protegidos por cascos de acero y, por lo tanto, deben eliminarse de formas más creativas.




Por su parte, el protagonista ahora tambi√©n puede empujar a los guardias en peligro, los toma por sorpresa o los apu√Īala si tiene cuchillas disponibles, pero los soldados no son la amenaza m√°s terrible (a pesar de su posici√≥n a veces bastante infame) sino las propias ratas. De hecho, la navegaci√≥n por los mapas es bastante compleja, no hay ning√ļn indicador y las antorchas duran unos segundos, por lo que no puedes esperar progresar si no recolectas todos los recursos posibles dispersos en los edificios y no usas los fuegos. adecuadamente. ¬ŅQu√© pasa con las m√ļltiples opciones de las que habl√°bamos antes? Bueno, es posible superar f√°cilmente incluso las fases m√°s complejas haciendo una masacre, pero parece que casi siempre existe la posibilidad de superar las √°reas que no se ven pac√≠ficamente; hacerlo solo hace que todo sea extraordinariamente m√°s complicado. Sin embargo, no est√° claro por el momento si elegir la v√≠a pac√≠fica lleva a alguna variaci√≥n en la narrativa: Amicia comenta y justifica verbalmente sus acciones cuando elimina a unos cuantos soldados de m√°s, y una fase particular en la que no entendimos c√≥mo salvar a un personaje era quiz√°s completable de una forma mucho m√°s positiva (no hemos tenido la oportunidad de probarlo lamentablemente), por lo que sospechamos que esta vez hay encrucijadas m√°s marcadas y que el comportamiento de la hero√≠na puede dar lugar a desarrollos alternativos en la historia.

¬ŅEn general? A pesar de nuestra torpeza para averiguar a d√≥nde ir, disfrutamos de la experiencia. ¬ŅHay alguna imperfecci√≥n de lainteligencia artificial enemiga y la ubicaci√≥n de las ratas en ciertos mapas parec√≠a incluso demasiado castigadora, pero Requiem ya parece una evoluci√≥n decente del primer cap√≠tulo de lo que se intent√≥. Una vez m√°s, sin embargo, los pasos m√°s tit√°nicos se pueden ver en sector tecnico. Es cierto que hay algunas animaciones amaderadas y antinaturales antes de ciertas fases del gui√≥n, pero el impacto visual es generalmente impresionante. Los mapas est√°n terriblemente detallados, los efectos atmosf√©ricos son realmente realistas (un aguacero en las primeras etapas nos dej√≥ boquiabiertos, gracias a su lluvia casi indistinguible y la reacci√≥n de los charcos a las gotas de agua), e incluso las animaciones est√°n notablemente mejoradas en su totalidad. El nuevo beb√© de Asobo se ve incre√≠ble, y si la jugabilidad realmente variara y creciera de la manera predecible durante la campa√Īa, hay muchas posibilidades de que tengas una perla mucho m√°s alta en tus manos que la ya v√°lida Innocence.




A√Īade un comentario de A Plague Tale: Requiem, nuestro probado y verdadero juego de Asobo
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.